domingo, 13 de septiembre de 2009

Los Hitler que quedan

Creo que vivir con esta estigmatización debe marcar toda una vida.

Pero, ¿nos deberíamos avergonzar de antepasados que hayan hecho cosas terribles? ¿Nos debemos avergonzar de nuestro apellido?

7 comentarios:

Cayetano dijo...

Y digo yo que qué culpa van a tener los parientes lejanos de Hitler de haber tenido un cafre en la familia. Que los dejen tranquilos. Bastante tienen con llevar ese vergonzante apellido. Porque, que se sepa, el "führer" no tuvo descendencia, además de faltarle un testículo creo que lo suyo no era la afición a las mujeres, salvo la sumisa y aria Eva Braun.
Saludos.

Eladio dijo...

Cierto, ya tenemos cada uno bastante con apechugar con lo nuestro.

Laura dijo...

Vaya gilipollez. Cazahitlers.. ni que la maldad sea genética... o si?
En vez de preocuparse por cosas más importantes, nos vienen desenterrando el pasado, pero, claro, es que es más morboso.

Jose Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jaroo dijo...

Eladio cuanto tiempo! jeje se acaban las vacaciones, se acaba lo bueno. Me vas a perdonar pero se me olvidó la contraseña, tanto tiempo sin entrar, y en tanto sitio que me he registrado...

Espero que todo haya ido bien, yo me fui dos semanas a Asturias.

Saludos!

Carlos dijo...

Hola Eladio, pasé porque vi que me enlazaste, y te lo agradezco mucho.

En cuanto pueda, haré lo mismo.

Cordiales saludos.

Carlos, El estudiante de historia.

Eladio dijo...

Laura: hombre, Los Martínez también sois una saga peligrosa. Espero que te vaya muy bien en tu nueva aventura. Nos leemos.

Jaroo: ¿Qué decirte salvo que seguís siendo unos desastres (petardos en mi jerga)? Nada tío, a currar y espero que, aunque no te tenga de alumno este año, sigas pasando por aquí e interviniendo.

Carlos: agradecido, espero recomendar a lo largo del curso algunos de tus escritos a mis alumnos.