lunes, 3 de enero de 2011

¡Qué vida esta!


Mi móvil no es suficientemente moderno, mi hipoteca me ahoga cada final de mes, el instituto es un rollo, no tengo pasta para ir al cine, mis padres son unos pesados.... La cantidad de cosas que son motivos de queja. Si tan sólo hubiesemos vivido una fracción de la vida de esta señora no nos parecería tan mala nuestra vida.

2 comentarios:

Cayetano dijo...

Y no me corto las venas porque pongo las paredes perdidas que si no... Empezamos bien el año.
¡Venga, ánimo, que todavía quedan vacaciones!
Un saludo.

Ulises Balboa dijo...

Así me gusta. A exprimir lo que queda.

Saludos