jueves, 6 de enero de 2011

Crisis presidenciales


En breve, recomendaré a parte de mis alumnos el libro de López de Celis sobre el trabajar en la cercania de los diferentes presidentes de la democracia española. No es un libro espectacular pero sí que resume estas tres últimas décadas de una manera amena.

En el apartado dedicado a Calvo Sotelo, se cita un escrito suyo que viene a colación en la época en que nos movemos:

El pobre de Mingote habita bajo el ojo de medio punto de un puente de fábrica (...). Y es que ya no se hacen puentes como aquellos, pensando en los mendigos. Hoy los puentes son de hormigón y no sirven para alojar pobres; tampoco las casas de hoy, sin aleros, sirven para que los pájaros hagan sus nidos. Un signo de nuestra época es seguir fabricando pobres sin hacer puentes que les acojan.

Además, me enteré que a Felipe González no le iba nada la música clásica y que a nuestro actual presidente le gusta escuchar: ¡Supertramp!

2 comentarios:

Cayetano dijo...

Como siga la crisis y el paro aumente más, pronto va a haber "overbooking" en la reserva de plazas para vivir bajo el puente.
Un saludo.

Ulises Balboa dijo...

Nos vemos debajo de uno entonces.

Saludos