viernes, 31 de diciembre de 2010

De horteradas rentables



Hace unos días leía una entrevista en El País al extraordinario compositor Lapido, ex-091, que dejaba algunas perlas aunque destacaba ésta:

Refiriéndonos a la industria, podríamos parafrasear a Leonard Cohen y decir que ellos "me sentenciaron a veinte años de aburrimiento". La industria discográfica de este país tiene muchos pecados que purgar, y los está purgando. Históricamente se han dedicado a buscar el beneficio a corto plazo, sin cultivar carreras de largo recorrido de artistas con criterio. No han ejercido una labor educativa con el público potencial. Han primado la horterada rentable de usar y tirar, y ahora que la gente se puede bajar la horterada gratis, se quejan. Aparte, claro está, de que en la sociedad, especialmente en la de nuestro país, ha calado hondo la absurda idea de que todo lo relacionado con la cultura debe ser gratis. Estamos en un periodo de liquidación por derribo, en el sálvese quien pueda. Y mi tabla de salvación ha sido crear Pentatonia Records. Que cada cual se agarre al palo que más le convenza, pero que se asegure que flote.

4 comentarios:

Juanxou!! dijo...

Una entrada muy buena Eladio, no podia estar mas de acuerdo. Las discograficas crean su horterada de usar y tirar como bien dice en el arículo, pero es que lo triste es que esa horterada siempre vende, te la encuentras en todos sitios...
En mi opinión va haciendo mucha falta una revolución cultural total en este país, porque hay veces que hasta da verguenza las tonterias bajo la etiqueta de "Culturales" que salen de aquí....

Un super Abrazo, y feliz y hortero Año Nuevo :)

Ulises Balboa dijo...

Bueno, todos tenemos, amigo Juan, nuestro lado hortera pero creo que esto no lo cambia ni la Mao.

Un abrazo

Jose Gines dijo...

Yo ahondaría más en la cita de Cohen -del First we take Manhattan-

They sentenced me to twenty years of boredom for trying to change the system from within. I'm coming now, I'm coming to reward them

Me condenaron a 20 años de aburrimiento por intentar cambiar el sistema desde dentro. Y ahora vengo, vengo a recompensarles

Traducción más cañi, de aquellos polvos vinieron estos lodos; la industria se va desmoronando pero parece que, poco a poco, el directo vuelve a reinar

Ulises Balboa dijo...

Y en directo es cuando un tío demuestra lo que vale aunque tu querido Dylan esté siempre intando demostrar lo contrario.

Abrazos