domingo, 21 de febrero de 2010

De recomendaciones



En un Taller de Animación Lectora, un padre me comentaba que su hija debía de leer un libro de Julio Verne y me pedía que le recomendara uno. Yo me decidí por Viaje al centro de la tierra pero le hacía ver mis reparos en recomendar un libro a una niña de 11 años que no conocía de nada. "Ya - me respondió- pero tú estás acostumbrado a recomendar cosas a tus alumnos".

Efectivamente, lo de recomendar debe ser uno de los atributos de nuestra profesión. Todos recomendamos cosas a nuestros amigos, familiares y entorno más cercano. Los profes también debemos de hacerlo a nuestros alumnos. Siempre con el miedo de que algo no les guste ya que, estas recomendaciones, tienen un alto grado de responsabilidad por nuestra parte:

¿Haré que, con una mala recomendación, mis alumnos terminen por detestar la literarura o cierto tipo de cine?

Qué ingratos recuerdos los de mi paso por el instituto, ¡qué rollazos de libros. recomendaban los de literatura! ¿Cómo se puede recomendar a un chaval de 15 que lea con entusiasmo a Delibes (por mucho Delibes que sea) o ver con ganas un documental sobre la vida vivípara?

Por otra parte, todos tenemos en nuestra mente aquellos momentos en el que un compañero o conocido nos abrió una puerta a otro mundo con una recomendación que nos hizo que, desde ese momento, nuestra vida no fuese igual. Gracias a las siguientes personas:







9 comentarios:

Negrevernis dijo...

A Javi, que me hizo caer en la cuenta de que tenía que leer Memorias de Idhún y ponerme las pilas para enterarme de lo que les podía gustar leer a mis alumnos.

Y a mis padres, que cada noche me leían de pequeña el cuento de hadas El Pozo de los deseos y me lo aprendí tan de memoria que aprendí a leer sola de repente.

Qué bonita entrada...

Cayetano dijo...

Tienes más razón que un santo.
Yo siempre he dicho que debemos ganar lectores y no ahuyentarlos para siempre. Hay que tener en cuenta la edad y los gustos de cada uno. Si obligas a un crío a leer a Joyce seguro que detestará la lectura.
Saludos.

Juanxou!! dijo...

Eladio tío, vaya entrada, no podría estar más de acuerdo. ¿De dónde has salido tío, de verdad?

Eladio dijo...

Vernis: a eso iba, a los recuerdos que nos traen ciertas obras.

Cayetano: efectivamente, como me decía un maestro de profesores; "a los niños hay que engatusarlos con golosinas".

Juan: estoy esperando que veas la peli que te recomendé y grabé.

Eddoward dijo...

Eladio, no me gusta repetir las cosas que los demás dicen pero, la verdad es que si que tienes razón. El ver u oir algo puede cambiar de una forma increible la vida de una persona.
Aún recuerdo cuando en 1º de la E.S.O. un compañero de clase me recomendo un "anime", yo no habia visto esas cosas nunca, sonarme si que me sonaba y sabia lo que era, pero nunca dedique tiempo a verlos. Desde que lo vi empece a aficionarme a ello, y por eso he visto cosas y conocido a personas, que ahora son mis mejores amigos.
Hasta otra.

Eladio dijo...

Un estupendo ejemplo de lo que estamos hablando.

Juanxou!! dijo...

"cómodo, cómoda, como dos gotas de agua que se pierden en el río que OTROS beben..." Akantia

José Girona dijo...

Creo que habría que darle un punto de tuerca y puntualizar el significado de recomendación y/o consejo. Se recomienda o/y se aconseja algo que debe analizarse por la tercera persona y después actuar bajo su responsabilidad. Teniendo esto claro no debe dar tanto miedo dar consejos y máxime si son peticiones.Saludos

Eladio dijo...

Hola José, lo que ocurre es que, en muchas ocasiones aunque no siempre, mis recomendaciones van acompañadas de algún trabajo o actividad a realizar por parte de los chavales.

Eso del "trabajo" a partir de algo ya les huele a chamusquina y entonces son más reacios a ello. Por esto, lo de la búsqueda de algo que realmente les satisfaga, al menos, a un buen número de ellos y te aseguro que no es sencillo.

Gracias por pasar por aquí.