domingo, 28 de febrero de 2010

Vuelta al inquientante y profundo mar del Sequeros


El tiburón vuelve a rondar las aulas en busca de una víctima propiciatoria...



De lo que no estoy seguro es, si yo soy el tiburón que va a devorar neuronas de los alumnos o simplemente soy la bella, inocente y despistada bañista que va a caer en manos de las fauces de los estudiantes...

Mañana os cuento.

3 comentarios:

Negrevernis dijo...

¡Suerte!

Fernando dijo...

¡jo,jo,jo!, si hace falta tocar la campana desde la torre de la playa... ¡hazlo!

Ylenia Espinosa dijo...

Eres la bañista jaja.