lunes, 1 de noviembre de 2010

Mujer

Si la mujer española era tratada por la publicidad de esta manera en la España de los 70, ¿cómo lo estaría en la Europa de la década de los 20?



En breve, en clase trataremos el caso de Emmeline Pankhurst.

3 comentarios:

Cayetano dijo...

Y es que Soberano... es cosa de hombres. Este anuncio, ya todo un clásico, forma parte de una época donde la mujer sólo era considerada madre y ama de casa. Recuerdo perfectamente, cuando era pequeño y viajaba con mi madre en un tren que iba para Andalucía, que un señor, me imagino que el revisor, pidió a mi madre los billetes y el permido del marido para desplazarse fuera del hogar. Así estaba el patio.
Un saludo.

jotav dijo...

Es increible de estos lodos vienen ahora los barros que tenemos. Sin lugar a dudas esa mezcla de alcohol y maltrato a las mujeres fue una referencia para toda una generación.

Ulises Balboa dijo...

Cayetano: ya veo que viviste momentos oscuros. Madre mía

Jotav: Pues eso, a bebernos la herencia de aquello.