miércoles, 10 de marzo de 2010

¡Qué daño puede hacer una frase!



En clase de Atención Educativa hemos acabado de ver hoy esta película. Espero trabajar los estereotipos con ella la semana que viene y promover un pequeño debate.

Al enterarse que la película era del año 2000, la frase de una de mis queridas alumnas ha sido:



Pues, esta peli, es vieja, vieja...


Por si acaso, no le mencionaré cuándo se construyeron las pirámides de Egipto o cuándo es mi fecha de nacimiento. Supongo que le daría un patatús de considerables proporciones.

5 comentarios:

Antonio dijo...

Peliculón donde los haya

Negrevernis dijo...

Ni mentes al Australopithecus porque se quedará sin palabras o se anulará durante horas...

Eladio dijo...

Antonio: lo que me encanta de la peli es que constantemente están pasando cosas, unos diálogos de muerte.

Vernis: es que todo tiempo pasado en el que no existiese wifi es puro cretácico.

Antonio dijo...

A mi me gusta por lo de las historias cruzadas y como hace que se junten en algún punto.
También por los personajes que combina mafiosos importantes con raterillos y ladrones de segunda.

Las de Lock and Stock y Rockandrolla también están muy bien, aunque en Rockanrolla a veces se le va un poco a Guy Ritchie

Eladio dijo...

Efectivamente, es muy chulo eso en la película. Partiendo de grupos de personajes que parecen no tienen nada que ver se llega a una confluencia masiva.

Lock and Stock me gustó bastante pero Rockanrolla es la peor de las tres.