sábado, 27 de marzo de 2010

Momento crucial en 2º de Bachillerato


Llega un momento, a lo largo del curso preuniversitario de 2º de bachiller (y repetidores de 1º) en el que un número importante de alumnos deambulan por pasillos como zombis sacados de una película de terror de serie B.

Intentaré explicarme: no les ocurre a todos ni, a quien les ocurre, les ocurre al mismo tiempo. ¿Son problemas sentimentales? ¿Son problemas en casa? El caso es que van sacando peores notas, no se presentan a ciertos exámenes, dejan de presentar trabajos, faltan más a clase...

Este problema se suele achacar a su interés por alternar y fumar, su interés por novios y novias, su interés por pasear por parques, su interés por dormir un par de horas más... En definitiva, su escasa motivación por aprobar o por sacar dos décimas más que pueden ser vitales para alcanzar la carrera que quieren en la universidad que deseen.


Bien, esos alumnos ojerosos y babeantes, cansados y desaparecidos vuelven un determinado día con la sonrisa en los labios dando botes y anunciando al mundo entero que su objetivo de ese año está conseguido...



Maestro, he aprobao el carnet de conducir












2 comentarios:

Nano dijo...

jejeje tienes razón llega un punto en el secundario que uno se vuelve zombie... o que aparecen otras preocupaciones que a los ojos de los adolescentes suelen ser mucho más interesantes que la educación... afortunadamente para muchos es una etapa... otros prefieren instalarse a vivir en ella jejee
Un abrazo!

Eladio dijo...

Suscribo plenamente tus palabras.