domingo, 6 de febrero de 2011

Imagen sobre la fortuna

Liyakot Ali, de 13 años, trabaja en una fábrica de Bangladesh haciendo ollas de cocina.


Cada pocas semanas me toca advertir a parte de mis alumnos lo afortunados que son.

Algunos me siguen mirando con ojos escépticos.

8 comentarios:

Cayetano dijo...

Los chicos nuestros son incapaces de comprender que hay gente que lo está pasando realmente mal y que ellos son afortunados puesto que no les falta lo esencial (ni lo superfluo).
Saludos.

Atalanta dijo...

Es difícil hacerse a la idea de eso,ya que son cosas que vemos(relativamente)de lejos.
Se está tan acostumbrado a ver como a nosotros mismos y a nuestro alrededor no nos falta de nada,que se da por hecho que es lo normal.
Y no somos capaces de apreciar la muchisima suerte que tenemos.
Un saludo.

Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura dijo...

Es que nos han educado para ser inconformistas.
Además,han comercializado tanto este tipo de imágenes, que ya no crean ninguna emoción sobre nosotros.
Deberíamos vivirlo alguna vez.

Saludos.

Negrevernis dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Cayetano.

Por otra parte, yo he observado en los once años que llevo dando clase que la insensibilidad ha aumentado progresivamente. Hace diez años, la imagen que nos muestras habría revuelto a un grupito de mis alumnos. Hoy, la respuesta sería "pues que no trabajen" (como me dijeron una vez).

Sistema (des)educativo y sociedad peor. Lo pagaremos con sudores...

Un abrazo.

Ulises Balboa dijo...

Gracias a los 4 que habéis comentado y los que lo hacéis de vez en cuando porque así no siento que lanzo palabras al aire sin recepción alguna.

Cayetano: es cierto, la capacidad de empatía que tiene el ser humano aún no les ha nacido (hay otros chavales que sí, no vayamos a meter a todos en el mismo saco)

Atalanta: Sí, esa lejanía geográfica y temporal (padres y abuelos nuestros sí que lo vivieron) nos hace que estemos más inmunizados. Bienvenida.

Laura: Efectivamente, después de ver tanto espanto parece que un poco más no sea nada.

Negrevernis: A mí me dijeron una vez "pues que se jodan". Y no me lo dijo precisamente el peor alumno de clase.


Un abrazo a los cuatro

Juanxou!! dijo...

Y como no, a donde duele, no solo enseñas la imagen si no que especificas el nombre de la victima, el lugar, la edad.... Para que así duela más....
De todos modos, quien sabe, a lo mejor el alzamiento de las revoluciones que estan habiendo en el norte de africa ayudan a promover una revolucion en todo el continente, ¿dónde está la ayuda internacional cuando uno la necesita? Es como Dios, jejejeje....
Un saludo.

Ulises Balboa dijo...

Los nombres son necesarios. Si no, siempre nos quedamos únicamente con las cifras.

Saludos, Juan.