martes, 11 de mayo de 2010

strawman

Y tú no tienes nada de nada
¿Alguien necesita otra película de un millón de dólares?
¿Alguien necesita otra estrella de un millón de dólares?
¿Alguien necesita de verdad otro cohete de mil millones de dólares?
¿Alguien necesita un coche de 60.000 dólares?
¿Alguien necestia a otro político más todavía
al que pillen con los pantalones bajados
y dinero embutido en el agujero?
¿Alguien necesita otro predicador racista?
Escupirle al viento solamente puede hacerte daño
¿Alguien necesita otro lanzamiento fallido
en un despegue a la Luna, Venus o Marte?
¿Alguien necesita otro cantante de rock pretencioso
cuya nariz apunte directamente a Dios?
¿Alguien necesita otro rascacielos vacío más?

Lou Reed, Atraviesa el fuego (Mondori, 2000)

2 comentarios:

Laura dijo...

"Dar un paseo por el lado loco del mundo" no es difícil si por todos lados priman los predicadores racistas, políticos que roban y niñas y niños que quieren ser estrellas de un millón de dólares.
¡Qué Lou reed tan genial, ¿no?!
Sin embargo es él quien llega en jet privado a Mallorca, quien exige comida mediterránea de lujo y quien, por dar plantón a los periodistas en su rueda de prensa, se cree que es un revolucionario que va en contra de la sociedad.
Por suerte es un músico de primera.

Eladio dijo...

Sí, es lo malo. Todos nos aburguesamos con el tiempo y Reed no es una excepción. Pero, como comentas, su obra merece más que la pena para un tío que trataron de jovencito con electroshocks.

un saludico