lunes, 27 de julio de 2009

recomendaciones cinematográficas


Este fin de semana me ha dado tiempo a ver dos películas y ninguna me ha decepcionado aunque no sean grandes obras maestras:
  • Mongol (Serguei Bodrov, 2007) nos cuenta la infancia y juventud de Temüjin que luego se convertirá en Ghengis Khan. Pelicua entretenida y que os recomiendo por su espectacular fotografía, ya quisieran algunos señores de Hollywood crear esas bellezas en las imágenes. De hecho, hay partes de la película que discurren muy lentamente pero los hermosos planos hacen que disfrutes en la recreación de las grandes llanuras de Mongolia. Además, os recomiendo la película porque con la importancia que tiene el personaje para la historia apenas se menciona en los libros de texto y, además, sólo en el primer ciclo de ESO, es decir, ni os acordáis de él.
  • Tras una recomendación histórica, os recomiendo puro cine de entretenimiento: City of Ember. En busca de la luz (Gil Kenan, 2007). Película de ciencia-ficción blandita, casi juvenil, que nos cuenta la vida en una ciudad subterránea creada por "los constructores" y cuyos subsisten gracias a un generador eléctrico que se está desmoronando poco a poco, como el resto de la ciudad. Es una de esas películas sin grandes pretensiones que con una buena bolsa de palomitas no te aburre pero que tampoco esperéis la "bomba de peli".




Saludos cinematográficos

2 comentarios:

Cayetano dijo...

Habrá que verla. Creo que es una coproducción ruso-kazajka-alemana y mongola. Por lo que será muy diferente el tratamiento, lejos del espectáculo al que nos tienen acostumbrados los americanos.

Eladio dijo...

Te pongo el trailer:

http://www.youtube.com/watch?v=OXFpGXoCyoQ

Obviamente, para hacerlo han elegido las escenas más moviditas. Insisto, la película no es para tirar cohetes pero a mí me entretuvo y con los muermos que me he tragado últimamente, con eso me conformo.

No me gustó demasiado el actor que hace de Temujin (demasiado frío, quizá acorde al personaje) pero me encantó el secundario, su "hermano de sangre".