domingo, 3 de mayo de 2009

Terror en el Sequeros

La semana pasada les pasé un cuento a los grupos de 1º de ESO. Es un cuento muy sencillo y que a algunos ha gustado aunque a otros no. Lo hice porque no encontraba lecturas que les gustaran, de hecho, les ofrecí que leyesen lo que quisieran y, como siempre, un montón de ellos no se traían nada.
No sé si tendréis paciencia para leerlo, aunque no es muy largo. La "inspiración" vino por un cuento que leí en internet (que ahora no consigo encontrar) y el propio terror que se respira en la jungla de los pasillos entre clase y clase.
Quien lo lea comprobará que el cuento no es nada original pero me ha servido como instrumento de trabajo en alternativa y para obligarles a leer:

Fran sintió cómo la humedad llegaba a su piel. Se apoyó en la verja del instituto Antonio Sequeros, justo al lado de la entrada de los coches. Lo tenía todo bien planeado pero ello no impedía que el desasosiego le invadiera. Saltó la verja y se fue a la zona de los pinos -donde los chicos, en el recreo, se escondían para utilizar el móvil y fumar- y esperó que hubiese menos movimiento en los alrededores.

Sacó un bocata, un bote de bebida y el mp3 con las últimas canciones de Vancouvers. Estuvo allí unos tres cuartos de hora, exactamente a las 1:25 de la madrugada, se dirigió a la entrada principal y forzó la puerta a la 1:30. Sabía que sonaría la alarma silenciosa en el cuartel de la Guardia Civil pero había provocado esa alarma a la misma hora durante una semana para que “los señores de verde” pensaran que era una falsa alarma y se decidieran a tomárselo con calma o, con algo de suerte, ni siquiera acudiesen al instituto. De hecho, no necesitaba más de cinco minutos para terminar su cometido y salir “por patas”.

Empezó a subir las escaleras y se dio un susto de muerte cuando vio que un señor de gafas le miraba fijamente. “¡Qué idiota soy!”, pensó, ya que los ojos que le miraban eran del busto de Antonio Nosequé que adornaba el descansillo de la escalera.

Subió el segundo tramo de escaleras y se encontró en la puerta de la sala de profesores. Entraba un poco de luz de luna a través del inmenso ventanal situado detrás del busto pero, de todos modos, encendió la linterna y la giró de derecha a izquierda sin temor, ya que el destello sólo podría ser visto por alguien desde el patio interior y no desde la calle.

No había ni un solo ruido, salvo el del algún coche aislado, pero nada preocupante. Aunque acudiese la policía, tenía tiempo de sobra para cumplir su misión y luego escapar por alguna ventana de 4º de ESO C. Un amigo suyo, aprovechando que la tutora le mandó a hacer un montón de fotocopias, cogió unas cuantas llaves de encima de la mesa y resultaron ser de esa aula. Fran le pidió una copia y su amigo le pidió como pago un DVD de la última película de Will Smith.

Fran giró a la izquierda, hacia el pasillo de los primeros de ESO, y entró en el estrecho conducto que llevaba al departamento de Geografía e Historia. Allí solía estar un profesor bastante inútil que les hacía la vida imposible a Fran y sus dos amigos en clase. La puerta estaba cerrada pero no importaba ya que la idea era dejarle un regalito escatológico. Primero empezó a escribir en la puerta con spray: “Hilario es un…”

Sólo le dio tiempo a escribir eso antes de escuchar un crujido. Parecía venir del hilo musical. Muy suavemente empezó a sonar un chasquido que escondía una música muy lejana. El sonido era tan bajo que Fran tuvo que aguzar mucho el oído pero es que, además, por encima de la música se oía una respiración trabajosa.

Fran tragó saliva y recordó las historias que se contaban sobre luces y ruidos extraños por la noche en aquel instituto construido sobre una antigua necrópolis íbera. ¿No había sido hace un par de años cuando desaparecieron dos chicos? Desaparición que aún provocaban bromas y chanzas en los mentideros del patio...


Continuará mañana

10 comentarios:

Þórunn dijo...

Nuestro instituto tiene fantasmas???

Seguramente eran los ronquidos del conserje.

Saludos

Eladio dijo...

Ten en cuenta que fantasmas hay de muchos tipos.




Sobre las notas de 2º de Bachiller: mañana por la mañana espero poder poner las de 2º A. La duda que tengo es si podré poner las de 2º B por la tarde.

jose lorenzo dijo...

¿Han salido bien los examenes en general y en particular?

Eladio dijo...

2º A = DESASTRE

bañikoos dijo...

noooooooooooooooooooooo!! caos eladio??

Joselo en lugar de estar aqui ponte a estudiar filosofia anda... :D :D

doctor X dijo...

parecia que el examen a la gente le habia salido bastante bien.Mal puente al madrid le dan el repaso del siglo, parece que la nota del examen va a ser mala, se presenta un examen de recuperación de filosofía...

bañikoos dijo...

no seas tan fantasma javi que a ti el examen te habra salido bastante bien...

Eladio dijo...

¿Por qué la pregunta del recreo que era para elegir entre dos, hay varias personas que han respondido a las dos?

Yo creo que es interés filosófico con esa recuperación tan cercana.

Eladio dijo...

¿Por qué, la mayoría, ha pasado olímpicamente de la última pregunta de la práctica a pesar de mi insistencia en que era la que más valor tenía?

Eladio dijo...

¿Por qué nadie ha utilizado los documentos para desarrollar alguna de las preguntas? (Os aseguro que se podía hacer fácilmente)