jueves, 24 de junio de 2010

El perro nos enseña también


Organicé una última clase de despedida con 1º de bachiller (con mi tutoría la despedida fue en una pizzería) y en ella, en plan padre, expusimos algunos vídeos que intentaron ser pedagógicos. Os coloco algunos ejemplos:
  • Les expliqué la importancia de que tengan pasión en lo que hacen, pero con control si no ocurre el desastre.
  • Les advertí que llevaran mucho cuidado con los profesores "enrollaos" que son los más peligrosos.
  • El tiempo se nos echó encima y no me dio tiempo a señalar la actitud suicida, desde el punto de vista académico, que tienen algunos cuando, desde principio de curso, se dedican a especular con el resultado como si un partido de fútbol se tratara y no estudiar hasta que las evaluaciones están encima.
  • Vimos alguna escena de El club de los poetas muertos, aquella en la que el protagonista insiste en la importancia de crear librepensadores y que cada uno siga teniendo presente sus sueños.
  • Al igual que los alumnos de dicha película se subían a sillas y mesas para tener otra perspectiva de las cosas, insistí que no solo hay un modo de ver e interpretar las cosas. Como les dije a ellos, deben abrir su visión y abrirán, al mismo tiempo, el abanico de posibilidades.
  • Aprovechando el anterior vídeo volví a insistir en la importancia de esto.
  • Pero, en realidad, hubo un vídeo que triunfó más. Alguno se me quejaron, en un cuestionario que les pasé, de lo duro que es atender en clase a 1ª hora porque se anda dormido. Bien, el perro nos enseña que no se puede estar en misa y repicando, es decir, durmiendo y "currando".

4 comentarios:

Cayetano dijo...

En efecto, no se puede estar repicando campanas y en la procesión a la vez.
Sobre los vídeos decirte que menos mal que no les pusiste la película "La ola". "El club de los poetas muertos" es más pedagógica (para ellos).
Un saludo y feliz verano.

Eladio dijo...

Pues "La ola" la vieron a principios de año.

Saludos, disfruta tú también en los próximas semanas

Negrevernis dijo...

Yo también les digo que no se fíen de los profes "graciosos"... Que descanses y resetees.

Un abrazo.

Eladio dijo...

Ummm.. Me tendré que preguntar si yo "gracioso".

Un saludico Vernis